0 elementos

En el blog de hoy voy a ofreceros algunos consejos prácticos para disfrutar del senderismo. Ahora que ha empezado el otoño es el momento ideal para iniciarse en el mundo del senderismo y todo lo que tiene para ofrecernos.

Todos hemos tenido una primera vez en esto de andar por la montaña; unos más afortunados empezaron a caminar por el monte con gente experimentada, otros han ido aprendiendo de la experiencia acumulada jornada tras jornada, y otros lo han hecho a base de una mezcla de ambas cosas.

Compartir una ruta de montaña con gente más experimentada es algo altamente gratificante y recomendable. No sólo por el propio disfrute de recorrer un paraje concreto en buena compañía, sino por lo altamente instructivo que es.

Como soy un apasionado por la montaña quiero compartir unos consejos prácticos que os pueden resultar muy útiles para iniciaros en el mundo del senderismo.

 

Consejos prácticos para disfrutar del senderismo y hacer más cómodo el caminar por la montaña

 

Tu bebida siempre a mano:

Durante nuestras caminatas por la montaña la hidratación debe ser constante. De modo que no lleguemos nunca a tener sensación de sed. Si esto sucede, es que no estamos bien hidratados.

A la hora de hidratarnos elegiremos agua o bebidas isotónicas (nunca refresco con gas). En el caso de que nuestra marcha vaya a ser prolongada, o requiera un esfuerzo físico superior al normal y preveamos perder muchos líquidos,  deberemos añadir sales a nuestra agua. Nunca salgas al monte a practicar senderismo sin un mínimo de un litro y medio de agua.

Para poder hidratarnos constantemente tendremos que elegir bien nuestro contenedor de agua. Lo ideal es que podamos transportarlo al alcance de la mano en todo momento, para poder pegar pequeños tragos de vez en cuando.

 

En las subidas, siempre pasos cortos:

Hay un viejo proverbio que dice: “Camina como un anciano para llegar como un joven”. Esto no quiere decir que debemos llevar un ritmo constante y al llegar a una zona de pendiente ascendente mantener el ritmo en la medida de lo posible (o bajarlo un poco) y acortar el paso; esto es algo así como el funcionamiento de las marchas de una bicicleta.

Evitad acelerar el paso en las subidas con el fin de llegar antes a la cima y que vuestro sufrimiento termine rápido. Ya que si no sabemos exactamente cuánto nos queda de ascensión es muy probable que nos agotemos antes y llegar a la cima sea casi imposible o como mínimo muy desagradable.

 

 Usa bastones:

Los bastones pesan poco y son de gran ayuda en la montaña. Nos sirven para descargar parte del peso de nuestras articulaciones, además nos ofrecen estabilidad extra y nos ayudan a apartar alguna posible rama o planta que haya crecido cortándonos el paso en alguna senda falta de mantenimiento.

 

Vístete por capas:

Evalúa a lo largo de la ruta si te sobra o te falta ropa y ponte o quítate las capas que sean necesarias. Usa siempre prendas lo más finas posibles, no vaya a ser que al final no quepas en la chaqueta.

Evita tejidos como el algodón, y procura usar siempre tejidos técnicos, en caso de que se mojen (lluvia, caída a un río o simplemente sudor), secan muy rápidamente. Usa siempre prendas que no te vengan demasiado holgadas, lo mejor es ir relativamente ajustado aunque sin perder la movilidad.

 

Tu mochila, siempre con sujeción lumbar:

Usa una mochila que no sólo tenga sujeciones en los hombros, procura que tenga también apoyo en las lumbares y las caderas. Si elijes bien la mochila y la ajustas correctamente puede incluso de que te olvides de que la llevas. Distribuye la carga en el interior de la mochila correctamente y sólo ponte a caminar, disfruta. En este blog te explico más detalles sobre cómo elegir la mochila adecuada para el senderismo.

 

Protégete del sol y del frío:

consejos-senderismo-gorro

El cuerpo humano genera una gran cantidad de calor cuando está activo, desprendiendo calorías, que si bien en verano y épocas de calor nos interesa que se pierda, no sucede lo mismo en invierno. De este modo nuestro cuerpo se convierte en una auténtica estufa.

De hecho, la mayor parte del calor corporal en la montaña lo perdemos por los pies y por la cabeza. Por los pies, si usamos calcetines adecuados y una bota correcta tendremos la mitad solucionada. El otro punto importante por donde perdemos el calor corporal es por la cabeza, que sin gorro o sombrero queda expuesta a la intemperie. La solución es sencilla, un gorro o una gorra.

 

Que tus paradas no sean eternas ni tus comidas copiosas:

Si, detente, disfruta de las vistas, del paisaje, respira profundamente, pero no te pares constantemente. Cuando lo hagas para almorzar o comer que estas paradas no vayan más allá de los 15 ó 20 minutos.

Procura no comer en exceso. Es mejor que tomes la cantidad justa, y procura llevar fruta. Ésta nos dará un aporte de azúcar y de hidratación que nos vendrá genial.

 

Espero que estos consejos prácticos sobre senderismo te hayan servido de utilidad. O al menos de inspiración para iniciarte en el mundo de recorrer montañas. Te invito a que visites mi página web y descubras todas las actividades de turismo activo que realizo. Un saludo.

 

0
0 item
mi carrito
Empty Cart
Abrir chat